Campiña y Marismas
Campiña y Marismas
Sociedad de Caza Lebrijana
Sociedad de Caza Lebrijana

Webs de Caza

Contacto:

Sociedad de Cazadores Lebrijana
C/ Maestra Ana Sanchez 1
41740 Lebrija

 

Teléfonos:

Presidente 691 36 04 91

Secretario 610731204

 

E-mail:

sociedadcazalebrijana@gmail.com

La Paloma Torcaz




 Leído ( 5293)Veces


 ESPECIE:
 PALOMA TORCAZ
   
La torcaz es la paloma de mayor tamaño. Llama la atención su pequeña cabeza en relación al cuerpo. Dominan en su plumaje los tonos grises azulados. En el cuello presenta unos colores azul verdosas y una mancha blanca. De naturaleza gregaria viaja en bandos mixtos, en ocasiones nos impiden ver el sol con claridad por el tamaño de sus bandos
ALIMENTACIÓN: Se alimenta de bellotas, cereales, pipas y bellotas. 

BIÓLOGIA Y CONSTUMBRES: Especie de migración irregular, proviene del norte y centro Europa, aunque cuenta con un gran número de efectivos entre su población que son sedentarias de nuestros territorios, fundamentalmente en las zonas occidental, pero la podemos encontrar nidificando en casi toda la península, incluso cría en las islas Baleares. La familia de las colúmbidas demuestra una gran adaptabilidad a las zonas forestales. Aunque poco exigentes en cuanto a las necesidades de espacio, las palomas no dejan de marcar y defender una parcela de bosque, que les permita obtener recursos alimentarios para su prole. En cualquier caso, son múltiples las manifestaciones gregarias de todas las especies, tanto en sus comederos habituales como en sus migraciones. 

Los elementos morfológicos que diferencian a la paloma torcaz de las demás palomas es su tamaño y su plumaje. Es la especie de mayores dimensiones y tiene la zona dorsal gris en la que resaltan unas manchas blancas en las alas. Vista desde abajo, el pecho es de color ocre-rosáceo y el extremo de la cola negro. Los adultos presentan una mancha blanca y verde en el costado del cuello. La paloma torcaz es de mayor tamaño que la paloma zurita (Columba oenas) que no presenta manchas. Altura: 41 cm Ala: 244 mm 

A últimos del mes de Abril casi toda la totalidad de las palomas torcaces están criando, a excepto las palomas de 1 año que lo harán más tarde. Tendrán hasta 3 puestas de 2 huevo (a veces 1) cada una, aunque lo normal son dos cada año, con una incubación de unos 17 días de duración. La incubación de los huevos es conjunta, el macho los incuba de medio día a media tarde y la hembra lo que queda del día. Cuando los pichones nacen son alimentados por sus padres con una secreción que producen los adultos en su buche denominada "leche de paloma", para succionar la secreción del buche de su progenitor, el pollo se introduce literalmente en su esófago; a esto se va añadiendo poco a poco semillas reblandecidas en el interior del buche de los padres y cuando van siendo adultos, uno acompaña al padre y otro a la madre para procurarse alimentos de la propia naturaleza. Cuando pesan unos 300 a 400 gr. empiezan a desligarse de los padres, juntándose a otros jóvenes y adultos sin relacionarse en la búsqueda de comida. Para que todo esto pueda surgir ha tenido que primeramente pasar el celo. Cuando va a llegar la hora el macho se aleja solitario en busca de comida y de un dormitorio para el solo, desde donde empezara su canto para atraer a la hembra, cuando ésta aparece deja de cantar y se pone a emitir un sonido muy suave. El macho no pelea con otros machos, sino que rivaliza con el canto hasta conseguir lo que desea. Una vez unidos seguirán aislados para poder copular con tranquilidad, el macho se encargara de hacer el nido situado preferentemente entre las ramas altas de los árboles, protegiéndose por la espesura de las hojas. Lo construye con ramitas dispuestas en círculos amasándolos con tierra y excrementos. También en ocasiones pueden nidificar en rocas y ruinas, pero raramente en nidos construidos por otras aves.

HÁBITAT: Los bosque s y el campo son los lugares más frecuentados por la paloma torcaz, tanto en llanuras como en colinas; en cambio, prácticamente no aparece en las zonas altas de montaña, ocupadas tan sólo de modo temporal durante la migración. 

DISTRIBUCIÓN Y POBLACIONES: 
En la Península Ibérica se divide en grupos sedentarios, que también realizan desplazamientos locales y los millones de torcaces del centro y norte de Europa que en otoño se presentan para la invernada a través de los pasos tradicionales del Pirineo vasco-navarro y utilizando dormideros igualmente tradicionales que se encuentran en su gran mayoría en terrenos llanos, en encinares y alcornocales preferentemente, así como en pinares y eucaliptos

SU CAZA : La más antigua y tradicional se realiza desde puestos fijos a su entrada migratoria otoñal, contando con verdaderos adictos de esta especialidad, sobre todo entre guipuzcoanos y navarros,.Elevadas cifras pagadas para capturas presumiblemente extraordinarias, pero siempre a merced de los vientos, lluvias y las temidas nieblas... Roncesvalles, Valcarlos, Echalar y otros bien conocidos por los aficionados del interior...
Los vientos del norte y noroeste son los mejores en cuanto a cantidad de paso, pero demasiado altas para el alcance de las escopetas, siendo más propicios los del sur y oeste, con menos bandos pero más bajos. Las palomas pueden pasar a lo largo de toda la jornada, pero las mejores horas suelen ser desde el amanecer a las 10/11.
En sus zonas de invernada del sudoeste peninsular y aprovechando sus desplazamientos a los comederos, se pueden realizar buenas tiradas si somos capaces de camuflarnos convenientemente, pero la torcaz parece aprender de año en año las" zonas calientes" para su salud y ponerlo difícil.
La otra modalidad, tradicional y apasionante para sus practicantes, es la realizada atrayendo a las torcaces al puesto mediante palomas vivas, llamadas cimbeles, fijadas a unas bases que son movidas mediante cuerdas por verdaderos especialistas y que hacen que las palomas que se desplazan en bandos se aproximen poniéndose al alcance del cazador convenientemente apostado.
 
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Sociedad de Cazadores Lebrijana